Industria


Los Microorganismos Benéficos, además de contribuir en la producción de buenos vinos y quesos; son ayudantes invaluables en las industrias.

El EM•1® tiene una amplia gama de aplicaciones en el área industrial que van desde el tratamiento de efluentes hasta el aprovechamiento final de los residuos provenientes de la industrialización. El uso de la Tecnología EM™ es simple y totalmente adaptable a las condiciones existentes. 
A continuación, le informamos cómo usar el EM•1® y los beneficios que esta  tecnología puede brindarle.

Tratamiento de residuos sólidos orgánicos

Tratamiento de efluentes y aguas negras

Tratamiento de cajas recolectoras de grasa y fosas sépticas

Limpieza en general

 

Tratamiento de residuos sólidos orgánicos


Los residuos orgánicos provenientes de la transformación industrial o incluso proveniente de los restaurantes y jardines de la empresa, pueden ser transformados en un fértil abono orgánico fermentado (Bokashi) en un corto espacio de tiempo (2 a 3 semanas).

Modo de usar y consideraciones


•    Generalmente 18 L de agua son suficientes para pulverizar 1m³ de material a ser compostado. Diluya 1 L de EM•1®-Activado en 18 L de agua.
•    Si las partículas de los residuos son muy grandes triture el material para acelerar el proceso de compostaje.
•    Si es posible, agregar a la mezcla cal o yeso en una proporción de 10Kg por m³, para ayudar en la retención del nitrógeno.
•    Estiércol bovino, caprino, avícola o suino puede ser agregado mientras no sobrepase el 40% del total de la mezcla de residuos.
•    Mientras mezcla el material, pulverice la solución de EM•1®-Activado sobre todo el material para que entre en contacto con todas las partículas. Haga solo una aplicación.
•    Pulverice sólo una vez.
•    Forme camas de 1,5m de altura por 3m de ancho para facilitar el manejo del material.
•    Para una mejor fermentación, mantenga una humedad de 40% (un 40% de humedad es óptimo cuando al presionar el material con la mano, no escurre agua entre los dedos) y, si es posible, cubra el material con una lona plástica.
•    Realice el control de la temperatura y evite que  exceda los 60ºC. Si la temperatura traspasa este límite realice nuevamente la mezcla del material para bajar la temperatura.
•    Entre 2 y 3 semanas, el abono estará listo para ser utilizado.

Beneficios


•    Acelera el proceso de fermentación de los residuos orgánicos entre  2 y 3 semanas.
•    Aumenta la disponibilidad de los nutrientes presentes en los residuos orgánicos, principalmente Nitrógeno y Fósforo.
•    Enriquece el material con microorganismos benéficos.
•    El proceso es inodoro y no hay  presencia de insectos.
•    Optimiza el espacio físico necesario para la elaboración de abonos orgánicos y, consecuentemente, disminuye el uso de maquinarias y reduce los costos de infraestructura para el aprovechamiento de los residuos.
•    No hay más costos de transporte y deposición final de los residuos.

Ir al Top

 

Tratamiento de efluentes y aguas negras


Una de las mejores herramientas para el tratamiento natural de los efluentes y aguas negras es el EM•1. El uso del EM•1 evita la construcción de instalaciones caras y de alta mantenimiento para el tratamiento de los efluentes, al paso que incluso disminuye el estrés de los trabajadores y restablece la buena relación con la vecindad, ya que estos no van inhalar gases nocivos a la salud y estarán libres de mal olor.

Antes de indicar las dosis y modo de usar, es importante resaltar algunos factores:
•    El EM•1® no es compatible con protozoarios.
•    En efluentes con DBL superiores a 2.000 mg/L consulte nuestra asistencia técnica especializada.
•    El EM•1® no es compatible con reagentes químicos, principalmente oxido reductores y sulfactantes, ni con soluciones químicas a base de cloro, creolina y sulfato de plata.
•    El uso de estas sustancias químicas deberá ser suspendido por lo menos 1 mes antes de iniciar el tratamiento con o EM•1®.

Modo de usar y consideraciones


El tratamiento de efluentes con el EM•1® deberá ser realizado en dos fases, Tratamiento de Choque y Mantenimiento.

1.    Tratamiento de choque
•    Para Sistemas con DBO entre 2.000 y 1.000 mg/L, use la dosis de 1 L de EM•1®-Ativado para cada 500 L del volumen total de las lagunas o tanques de tratamiento.
•    Para Sistemas con DBO abajo de 1.000 mg/L, use la dosis de 1 L de EM•1®-Activado para cada 1.000 L del volumen total de las lagunas o tanques de tratamiento.

Para lagunas y tanques de sedimentación, aireados o no, seguir el siguiente esquema de aplicaciones:

•    Primer mes: 3 aplicaciones semanales en la dosis recomendada de acuerdo con el DBO del sistema.
•    Si al terminar el tratamiento no hay resultados significativos, repetir la dosis por 1 mes más.

2.    Mantenimiento del sistema
•    Realizar el mantenimiento del sistema aplicando semanalmente 1 L de EM•1®-Activado para cada 1.000 L de efluente, con base en la carga diaria del sistema.
•    Después de 6 meses de mantenimiento, se realizan apenas aplicaciones trimestrales con la misma dosis.
•    El mantenimiento será necesario siempre y cuando hayan descargas diarias en las lagunas o tanques de tratamiento.

Beneficios


•    Reduce eficazmente el mal olor del sistema.
•    Digiere rápidamente la materia orgánica, y consecuentemente reduce el DBO y DQO.
•    Reduce eficazmente la concentración de coliformes.
•    Reduce eficientemente gases nocivos como amoniaco, hidrogeno sulfhídrico, y el metil-mercaptano.
•    Evita la construcción de sistemas caros y de alta mantenimiento para el tratamiento de los efluentes.
•    Reduce significativamente el lodo sedimentado.
•    Reduce la necesidad de uso de productos químicos.
•    Disminuye significativamente los costos operacionales del sistema.

Ir al Top

 

Tratamiento de cajas recolectoras de grasa y fosas sépticas


Una manera simple y barata de realizar el tratamiento de cajas recolectoras de grasa y de las fosas sépticas es con la Tecnología EM™. Los microorganismos del EM™ son capaces de acelerar el proceso de descomposición de grasas y aceites, realizando efectivamente la limpieza de los recolectores, de los tubos y de las pilas, evitando la limpieza periódica de los mismos. El EM™ incluso ayuda a eliminar el mal olor de las cajas y de las fosas y, reduce la presencia de insectos y roedores.

Modo de usar y consideraciones


•    1 L de EM•1®-Activado por cada 50 L de capacidad del recolector o fosa.
•    Antes de realizar la primera aplicación, es recomendable efectuar una limpieza en el colector o caja para remover el exceso (costra) que se deposita en las laterales.
•    En el primer mes, realice 4 aplicaciones, distribuyendo uniformemente en el recolector.
•    Luego, haga el mantenimiento semanal aplicando a través de las pilas de la cocina o tasa sanitaria, 1 L para cada 1.000 L de agua utilizada durante la semana. El mantenimiento también puede ser iniciado en el primer mes.

Ir al Top

 

Limpieza en general


El EM•1® podrá ser usado para realizar la limpieza general de las instalaciones (pisos, paredes, vidrios, sanitarios, etc.) ayudando a suprimir malos olores e a reducir costos, principalmente con el uso de productos químicos.

Modo de usar y consideraciones


En la limpieza general, el EM•1® puede ser utilizado de 3 maneras:

1.    Aplicación directa en todos los sanitarios, orinales, pilas, etc.
•    Dosis del EM•1®-Activado: 100 mL en cada tasa sanitaria, orinal, pila y ralo. Aplicar diariamente en los primeros 3 meses, y 1 vez por semana después del 3º mes.
•    Forma de aplicación: después de la limpieza de rutina, aplicar directamente dentro de las tasas, urinales, pilas y ralos.
•    Si es necesario, se puede agregar esencia natural desodorizante, en este caso, a esencia deberá ser agregada al EM•1®-Activado antes de usarlo.

2.    Pulverizado en todas las superficies

•    Dosis del EM•1®-Activado: preparar una solución con 1 L para 19 L de agua limpia sin cloro y agregar esencia natural desodorizante, o sea, una solución con 5% de EM•1®-Activado y la esencia desodorizante.
•    Rendimiento: 20 L de la solución para 300 m2 de superficie.
•    Frecuencia de aplicación: diariamente
•    Forma de aplicación: después de la limpieza de rutina, pulverizar la solución preparada en todas las superficies del sanitario, paredes, pisos, muretas, mesas, incluyendo interiores de las tazas sanitarias, pilas, urinales, basureros, etc.

3.    Aplicación en el agua de la limpieza general

•    Dosis del EM•1®-Activado: 1 L / 50 L de agua limpia sin cloro.
•    Frecuencia de uso: diariamente.
•    Forma de aplicación: apenas diluya el EM•1®-Activado en la dosis indicada en el agua que será usada en la limpieza.

Ir al Top

 

Para mayores informaciones entre en contacto con uno de nuestros representantes.

La Tecnología EM™ es sumamente económica, segura, fácil de usar, de alta calidad y produce resultados sustentables en el control de malos olores, en la higienización, en el manejo de los residuos, en la reducción de costos y en el aumento de la productividad de las distintas actividades productivas.

Espanol | Portugues | English